PISCINAS DE MADERA


 

Cuentan con varias ventajas:

  • Precio económico
  • Se ubican en cualquier lugar de la casa (manteniedo el jardín intacto).
  • Rápida instalación.
  • Se montan fácilmente evitando la obra (y los permisos municipales de obra).
  • Son muy duraderas.
  • Posibilidad de desmontarla, cuando se necesite espacio en el jardín o llegue el invierno.
  • Y su mantenimiento es fácil, ya que cualquier componente se puede adquirir a precios razonables.

Aunque valga algo más de dinero, también pueden estar semienterradas (aprovechando un desnivel del jardín), o enterradas, logrando entonces su completa integración.

Existen 5 tipos de piscinas elevadas:

Piscinas autoportantes

Fabricas en PVC con soporte extrusionado, (entre 0,5 y 0,8 mm. de espesor). Esto significa que están formadas por dos capas de PVC con una lámina de nylon intercalada, lo que consigue mayor resistencia. No se necesita una gran preparación de terreno, y gracias a su forma cónica no requiere grandes esfuerzos de montaje. Se infla la parte superior, que sirve para darle forma, y se llena de agua.

Piscinas tubulares

Fabricadas en tubo de acero y liner de PVC. Existen muchas formas y tamaños disponibles, desde 450 litros que contiene una de 1,25 x 1,25 x 0,35 m. hasta los 35.000 litros de una de 7,80 x 4 x 1,2 m. Los espesores y tipos de liner varian en función de la capacidad.

Su montaje y desmontaje es rápido y sencillo. El liner aguanta toda la presión, por lo que a partir de determinado tamaño, se trabaja con PVC con soporte extrusionado.

Piscinas de madera

Estas piscinas llevan poco tiempo en el mercado. Valen más que el resto de piscinas elevadas y tienen poca variedad de tamaños. Son piscinas realizadas en madera y liner de PVC. Es importante el tipo de madera y su tratamiento, variando la duración y conservación de la piscina. Suelen usarse maderas del norte de Europa, tratadas para evitar la putrefacción. También existen materiales que aúnan las propiedades de la madera con las de los plásticos, como el WPC, mezcla compuesta de un 65% de madera y un 35% de polímero.

Piscinas hinchables

Piscinas de fácil instalación, duraderas pero de alto coste, debido a la calidad del material utilizado. El concepto es similar al de la piscina autoportante.

Piscinas de banda rígida o chapa de acero

Piscinas compuestas de una pared de acero, perfilaría de resina o metálica y liner. Tienen una gran demanda, con muchos tamaños disponibles, debido a su atractiva estética y a la seguridad que trasmiten.