PISCINAS DE OBRA


 

Las piscinas de hormigón armado normalmente suelen ser las más deseadas por sus terminaciones.

Este tipo de piscinas son las que conlleva una construcción muy duradera y una resistencia inmejorable durante muchos años.

Dependiendo de la capacidad de m³ que contenga la piscina el grosor de las paredes tendrá una medida determinada.

Para no tener futuros problemas, es importante que los materiales del circuito de circulación, como de la misma depuración sean de una alta calidad, así como ; bombas, filtros y las conexiones de PVC. De igual forma también hay que saber escoger bien la piedra de coronación ( antideslizante ) y el tipo de revestimiento del interior de la piscina.

En las piscinas de obra tenemos diferentes sistemas constructivos, pueden ser encofradas o en construcción de hormigón. El sistema más común en los últimos años es el sistema de hormigón gunitado, se aplica con pistola, a presión, de esta forma se obtienen paredes sin ningún tipo de juntas y se consigue una mejor estanqueidad en la piscina, se consigue una instalación mucho mas rápida y se adapta mas fácilmente a las curvaturas de la piscina.

Cuando ya se ha comprobado la ubicación de la piscina y se ha asegurado que los niveles del terreno son correctos, se tiene que proceder a la excavación del terreno efectuado de forma mecánica con retroexcavadora o efectuada de forma manual a pico y pala.

El precio de la excavación puede oscilar entre 500 y 5.000 €, dependiendo de las condiciones del terreno, del acceso al terreno y del tipo de tierra que haya ( si tiene mucha piedra, etc.),

Una vez acabada la exacción del terreno con la forma aproximada de la piscina, se tiene que colocar un fieltro de geotextil de polietileno por toda la excavación, de esta forma evitamos el contacto directo de la armadura de hierros con la tierra del terreno.

En cada sistema constructivo de piscina es necesario precisar un calculo exacto del tipo de hierros y la anchura que se les tiene que aplicar, con especial atención en las esquinas.

Una vez se ha comprobado que la distancia y la colocación de la estructura de los hierros ya se podrá proceder al proyectado del hormigón, proyectando el hormigón tanto en el suelo como en las paredes, consiguiendo de esta forma un monobloc de hormigón completamente estanco al 100%.

Este tipo de sistema constructivo de piscina resiste muy bien los movimientos de terreno y evita que el vaso se parta con el paso de los años.